Claves para una pedicura perfecta (parte 1)

Ahora que ya está aquí el buen tiempo es hora de ponerse las sandalias y disfrutar del sol y el calor. En época de lucir los pies, es imprescindible que tanto ellas como ellos tengan los pies en las mejores condiciones posibles y para ello nada mejor que una buena pedicura.

Para tener los pies bien cuidados y bonitos no hace falta gastarse mucho dinero en una pedicura, ya que este proceso puede hacerse en casa.

Claves para una pedicura perfectaSi llevas las uñas de los pies pintadas lo primero que tienes que hacer es retirar completamente el esmalte. Un quitaesmaltes suave y unos discos de algodón serán tu mejor aliado para esta labor.

La piel de los pies es una de las que más sufre ya que los pies son los encargados de sostener el peso de nuestro cuerpo y muchas veces no los tratamos tan bien como debiéramos. Para que piel y uñas estén suaves, una vez retirado el esmalte hay que sumergir los pies en agua durante unos minutos. Se aconseja usar agua caliente a la que se puede añadir algún tipo de aceite esencial o incluso sales de baño para conseguir un resultado todavía más suave.

Una vez que los pies han estado en remojo unos minutos es hora de cortar las uñas. Lo mejor para hacerlo es usar unas tijeras y cortarlas cuadradas haciendo cortes rectos. Para redondear los bordes es recomendable ayudarse una lima, mejor si es de grano más grueso que las usadas para las uñas de las manos. Limar siempre en la misma dirección es la mejor manera de evitar que la uña se arañe o se rompa.

A la hora de cortar las uñas de los pies hay que ir con precaución. Si las cortamos más de lo debido no sólo sufriremos dolor sino que además aumenta el riesgo de sufrir uñas encarnadas.

Deja un comentario