Consejos para usar las planchas en tus extensiones

Las extensiones se han convertido en un gran aliado de belleza ya que nos permiten cambiar de imagen de forma rápida y sencilla. En la actualidad además de las extensiones de cabello natural existen también extensiones elaboradas con fibras sintéticas de gran calidad que pueden ser tratadas prácticamente como si se tratara de cabello natural.

Si optas por unas extensiones sintéticas de calidad, podrás usar con ellas el secador, las planchas y las tenacillas, pero si vas a usar las planchas para alisarlas no te olvides de seguir los consejos que te dejamos hoy para conservar tus extensiones durante más tiempo.

Las extensiones aguantan el calor, pero no todas aguantan la misma temperatura. Asegúrate de que el calor de tu plancha está dentro del margen de calor que aguantan tus extensiones. Tanto para extensiones sintéticas como para el cabello natural, los expertos aconsejan que las planchas no se calienten por encima de los 170º.

A fin de proteger las fibras, antes de comenzar la sesión de planchado es más que aconsejable aplicar un protector térmico en todo el cabello.

A la hora de planchar el cabello es mejor optar por una plancha pequeña. De esta forma cogeremos pequeños mechones que nos será más fácil manejar y el alisado quedará mejor. Además ten en cuenta que no es recomendable dar más de tres pasadas por cada mechón de pelo.

También hay que tener en cuenta que para que el alisado sea más sencillo lo ideal es que el pelo esté bien seco y desenredado antes de comenzar con el planchado, así evitamos enredos y posibles roturas de las fibras.

Por último recuerda que si no pasas las planchas a diario por tu cabello natural, tampoco debes hacerlo por las extensiones. Un uso abusivo de las planchas hará que las extensiones se estropeen con rapidez.

 

Deja un comentario