Cuidar tu piel a los 30

Nuestra piel va cambiando con el paso del tiempo y por ello no necesita los mismos cuidados ni los mismos productos a los 20 que a los 30 o los 40.

Al llegar a la treintena la piel de las mujeres empieza a acusar los primeros signos de la edad, por lo que se hace necesario hacer un cambio en los productos y en los tratamientos usados para comenzar a luchar contra el paso del tiempo.

 

Los ojos son unos de los grandes afectados por la llegada de los 30 ya que durante esta época las ojeras suelen marcarse más, especialmente en el caso de aquellas mujeres que deben atender a su trabajo y además cuidar de su familia. El estrés o no dormir las horas suficientes son causantes de que las ojeras se marquen más de lo debido. Como no siempre podemos dormir todo lo que queremos o necesitamos, a partir de la llegada a la treintena es aconsejable aplicar un contorno de ojos tanto por la mañana como por la noche.

Un buen corrector de ojeras puede ser un buen aliado antes de maquillarse. En estos casos conviene escoger un tono que no se note una vez aplicado sobre la piel. En el caso de tener las ojeras marcadas, antes del corrector es recomendable aplicar un anti-ojeras.

Para los días en los que el rostro da más signos de cansancio, el colorete puede ser la mejor solución. Al aplicarlo utilízalo sólo sobre los pómulos y no lo alargues hasta las sienes para que no se marquen las arrugas.

Durante esta decena los serums y las mascarillas nutritivas pueden convertirse en un buen aliado para aportar un extra de hidratación y flexibilidad a la piel, mejorando su aspecto y ayudando a la vez a reducir la aparición de arrugas.

cuidar tu piel a los 30

Deja un comentario