Hora de organizar el armario

¿Cuántas veces has abierto el armario y has dicho “¡no tengo nada que ponerme!”? Seguro que más de una y de dos, y no se trata tanto de que verdaderamente no tengas nada que ponerte, como de que no seas capaz de encontrar prendas que combinen.

Con frecuencia tenemos en nuestros armarios más ropa de la que necesitamos, lo que ocurre es que no la tenemos organizada de una forma que nos permita echar un vistazo rápido y ver que podemos ponernos.

Ahora que ya está aquí el calor y que toca cambiar la ropa de temporada, es un buen momento para darle una vuelta a nuestro armario y ver si lo tenemos bien organizado o si podemos sacarle todavía más partido.

Lo primero que tenemos que hacer es quitar de nuestra vista la ropa de invierno, no está de más dejar a mano alguna chaqueta por si algún día refresca, pero los jerseys y pantalones de invierno estarán mejor durante los próximos meses guardados en alguna caja o en alguna bolsa que podamos guardar en el altillo del armario, en el canapé o en el trastero.

Ahora que ya sólo tienes a la vista la ropa del verano es hora de seleccionarla y deshacerte de aquellas prendas que no usas.

Por costumbre solemos doblar los pantalones, pero lo habitual es que cada vez que sacamos uno de los de abajo la pila pierda el equilibrio y se acaben cayendo. Para evitar esto es mejor recurrir directamente a las perchas y colgarlos. Este consejo nos puede venir bien también para las camisetas.

Una forma fácil y rápida de encontrar lo que estamos buscando es organizar la ropa por categorías: ropa de trabajo, ropa de fiesta y ropa de sport. Así con sólo mirar nuestro armario podemos encontrar fácilmente lo que buscamos.

Las cajas y los organizadores pueden ser tu gran aliado y es que siempre tenemos prendas que no sabemos bien cómo organizar, los pañuelos y los cinturones son un ejemplo de ello. Las cajas te ayudarán a mantener el orden y además puedes comprarlas o hacerlas a tu propio gusto, añadiendo un extra de estilo a tu armario.

En cuanto a los zapatos, procura guardarlos en cajas para evitar que se deterioren. Sombreros y bolsos, también en cajas para mantenerlos en las mejores condiciones posibles. Para la bisutería siempre puedes buscar algún pequeño joyero o incluso idear tú misma algún sistema para que pendientes, collares, etc. estén siempre en orden, en Internet puedes encontrar múltiples ideas para ello.

Deja un comentario