La cazadora de cuero vuelve con fuerza

¿Tienes en tu armario una cazadora de cuero? Es bastante probable que si y es que con el paso de los años esta prenda se ha convertido ya en uno de los imprescindibles del fondo de armario.

A finales de la década de los ‘70 del siglo pasado los estilismos rockeros de la mítica película “Grease” causaron furor en todo el mundo y, aunque parezca mentira, las cazadoras de cuero de corte rockero siguen dando guerra a día de hoy.

Su aire casual y desenfadado las convirtió durante mucho tiempo en un símbolo de rebeldía, pero curiosamente hoy en día estas prendas forman parte del vestuario de muchas mujeres, sea cual sea su estilo. De hecho, en la actualidad estas prendas tienen mucho más éxito entre el sector femenino que entre el masculino.

Lo que está claro es que a día de hoy la cazadora de cuero se ha convertido en una prenda atemporal y todoterreno que podemos combinar casi con cualquier cosa.

En los últimos años las hemos vistos de muchos colores, desde las tradicionales negras a colores como el azul oscuro o granate, e incluso hay quien se ha atrevido con colores mucho más llamativos como el rosa o el amarillo. Si estás pensando en invertir en una de estas prendas, una apuesta segura es jugárselo todo al negro. Piensa que una cazadora de cuero debe ser una prenda que puedas combinar con múltiples estilos y prendas y nada es tan fácil de combinar como el color negro. Además las cazadoras de cuero negro son las que verdaderamente nunca pasan de moda.

Para las que no quieran o no puedan hacer un desembolso importante en este tipo de prendas o no quieran usar pieles animales, no hay problema, hoy en día podemos encontrar tejidos sintéticos que imitan el cuero a la perfección.

Si te gusta el look motero la cazadora de cuero se va a convertir en tu prenda fetiche, combinala con unos vaqueros y unas botas de corte motero o con unos leggings y tendrás ese estilo que tanto te gusta.

Si prefieres un estilo más casual combina tu cazadora con unos vaqueros, un jersey o una camiseta vistosa y sustituye las botas por unos zapatos de tacón, unas manoletinas o incluso unas deportivas.

Para las ocasiones más formales, la cazadora de cuero puede ser el contrapunto ideal para un look sobrio y elegante.

Deja un comentario